cual es la unidad de medida de la corriente electrica

Medición y unidades de la corriente eléctrica en el sector

La electricidad, al igual que la masa o la temperatura, es una característica intrínseca de la materia. Se trata de la circulación de cargas eléctricas a través de un circuito eléctrico.

Medida de Flujo de Corriente EléctricaUnidad amperio A

Realización del ampere según el Comité Consultivo de Electricidad y Magnetismo del CIPM

El Comité Consultivo de Electricidad y Magnetismo del CIPM sugiere diferentes métodos para llevar a cabo la medición práctica del ampere. Estos se basan en la relación entre las unidades de corriente eléctrica (A), tensión eléctrica (V) y resistencia eléctrica (Ω). Según la ley de Ohm, se cumple que A = V/Ω.

Para llevar a cabo la realización práctica de las unidades derivadas de volt y ohm, se utilizan los efectos Josephson y Hall cuántico, respectivamente. Estos efectos han sido implementados en el INTI para la medición del ampere, utilizando un dispositivo de transporte individual de electrones SET o similar.

De esta forma, el valor del ampere puede ser determinado con gran precisión gracias a la relación de unidades establecida entre corriente eléctrica, tensión y resistencia. Todo ello mediante la utilización de los efectos Josephson y Hall cuántico, los cuales han demostrado ser métodos eficaces y fiables en la realización del ampere.

Amperio

El amperio (A): es una unidad de medida que se emplea para cuantificar la intensidad de la corriente eléctrica. Esta magnitud indica la cantidad de electrones que circulan por un circuito en un intervalo de tiempo determinado.

La unidad amperio se simboliza con la letra A y es una de las siete unidades base del Sistema Internacional de Unidades. Se utiliza en conjunto con otras unidades como el voltio y el ohmio para expresar las diferentes propiedades de un circuito eléctrico.

La importancia del amperio en el mundo de la electricidad radica en que permite comprender y controlar el flujo de electrones en un sistema conductor. Gracias a esta unidad, se pueden realizar cálculos precisos para diseñar y mantener circuitos eléctricos seguros y eficientes.

Para medir la corriente eléctrica, se utilizan instrumentos llamados amperímetros, los cuales emplean el principio de inducción electromagnética para calcular la intensidad de la corriente. Estos dispositivos suelen estar conectados en serie con el circuito que se desea medir.

Su correcta utilización es esencial para asegurar un buen funcionamiento y seguridad en los sistemas eléctricos.

Culombi

En el apartado anterior, se abordó el tema del amperio, que es la unidad de medida de la cantidad de electrones presentes. No obstante, debido a que esta cantidad suele ser muy elevada, se utiliza el culombio como medida más precisa. De esta forma, 1 culombio equivale a la cantidad de electrones transportados en un segundo por una corriente eléctrica.

En un mercado tan extenso como el de la energía eléctrica, es esencial tener en cuenta diversos factores para poder elegir la tarifa más adecuada. Por ello, hoy hablamos sobre cuáles son los aspectos fundamentales a revisar antes de tomar una decisión definitiva.

La medida de la intensidad de la corriente en qué unidades se expresa

La intensidad de corriente eléctrica, una magnitud física primordial en el campo de la electricidad, se refiere a la cantidad de carga eléctrica que atraviesa un conductor en un determinado período de tiempo. En otras palabras, es la cantidad de electrones que circulan por un circuito en un segundo.

La intensidad se representa con la letra I y su unidad de medida en el sistema internacional es el amperio (A). Este parámetro es esencial para evaluar el comportamiento de la electricidad en un circuito eléctrico.

El amperio es una unidad fundamental en el ámbito de la electricidad y se define como la intensidad de una corriente constante que, al circular por dos conductores paralelos, rectilíneos, de longitud infinita y sección circular despreciable, situados a una distancia de un metro uno de otro en el vacío, produce una fuerza entre ellos de 2 x 10^-7 newton por metro de longitud.

Para medir la intensidad de corriente, se utiliza un instrumento llamado amperímetro, el cual se conecta en serie en un circuito eléctrico. Existen dos tipos de amperímetros: analógicos y digitales.

Los amperímetros suelen tener una escala que va desde los miliamperios (mA) hasta los amperios (A), permitiendo obtener una medición precisa de la cantidad de corriente que circula por un circuito eléctrico.

Aplicación

Tras obtener la referencia de voltaje eléctrico constante, el banco de patrones de voltaje de estado sólido (zeners) se calibra utilizando el efecto Josephson en los valores de 1.018 V y 1 V. También se realiza la calibración del banco de pilas patrones tipo Weston saturadas de INTI, que han sido utilizadas como patrones primarios de voltaje durante más de 30 años, las cuales se mantienen en un baño termostatizado de aceite. Los zeners posteriormente son empleados por otros laboratorios como medio de transferencia de unidades de voltaje para la calibración de instrumentos como calibradores y multímetros digitales, entre otros.

Equipamiento QHE

El increíble dispositivo que logra el efecto Hall cuántico ofrece la posibilidad de llegar a temperaturas extremadamente bajas, de tan solo unas décimas de Kelvin, y de crear campos magnéticos poderosos, superiores a los 10 T.

Este equipo es esencial en diversas investigaciones científicas y tecnológicas que requieren condiciones extremas y precisas.

Gracias a su diseño y tecnología avanzada, es capaz de alcanzar magnitudes que no pueden ser producidas de otra manera.

Además, su funcionamiento permite obtener resultados altamente precisos y confiables, lo que lo convierte en una herramienta fundamental en el ámbito de la ciencia y la tecnología.

Sin duda, el equipo para producir el efecto Hall cuántico es un componente indispensable en investigaciones de vanguardia y en el avance de la comprensión del mundo cuántico. Gracias a él, se pueden realizar experimentos y descubrimientos que antes eran inimaginables, abriendo así nuevas puertas hacia un futuro más prometedor.

Kilovatio

El kilovatio (kW) es una unidad de medida que se emplea para cuantificar la energía producida o consumida. Un kilovatio equivale a 1.000 vatios (W).

Es importante diferenciarlo del kilovatio hora (kWh), que nos informa sobre la cantidad de energía que hemos consumido en un periodo de tiempo específico.

Voltiamperios reactivos

El voltiamperio reactivo (VAr) es una forma de medir la energía reactiva producida por ciertos dispositivos en nuestra instalación. Esta energía no realiza ningún trabajo útil, a diferencia de la energía activa. En nuestra factura, podremos observar esta energía en forma de kVArh. Es importante recordar que siempre se puede compensar la energía reactiva para evitar un sobrecargo en nuestros recibos.

Alcance

El conjunto de herramientas utilizado para lograr el efecto Josephson brinda la posibilidad de generar tensiones eléctricas con un valor nominal de hasta 1,2 V. Para ello, se realiza una calibración directa mediante el uso de patrones electrónicos de tensión continua, con salidas de 1,018 V y 1 V. De igual forma, la salida de 10 V de los zeners también es calibrada utilizando el efecto Josephson, aunque de manera indirecta mediante un divisor resistivo.

El ohm

Desde el año 2005, en el INTI se ha llevado a cabo una importante investigación sobre el ohm, a través del efecto Hall cuántico (QHE). Para lograr este efecto, se requiere exponer una muestra de materiales semiconductores a una temperatura extremadamente baja y a un campo magnético de alta intensidad. De esta manera, se puede obtener un valor muy estable de la resistencia transversal.

A este tipo de resistencia se le conoce como resistencia Hall (RH) y su valor no depende de otras magnitudes físicas ni de sus cambios, sino exclusivamente de las constantes universales: la constante de Planck (h) y la carga del electrón (e).

Además, este valor de la resistencia Hall (RH) corresponde a un número entero positivo, concretamente a 1, 2, ... Por ejemplo, para i=1, RH = RK = 25 812, 807 Ω, donde RK es la famosa constante de von Klitzing.

Esto ha permitido realizar mediciones precisas y confiables en el estudio de materiales semiconductores.

Artículos relacionados