cuanto tiempo hay que tomar hierro para la anemia

Cuánto tiempo tomar suplementos de hierro para tratar la anemia

Los complementos de hierro son recomendados para prevenir y curar la falta de glóbulos rojos en individuos con altas exigencias de dicho mineral, por ejemplo en infantes, menores, futuras madres y lactantes.

Guía para ingerir y durante qué período

Recomendaciones para el uso de suplementos de hierro

La cantidad de suplementos de hierro y la duración del tratamiento varían según la edad, el peso y la gravedad de la anemia o el problema a tratar. Generalmente, la dosis recomendada de hierro es:

- Suplementos orales: se recomienda su uso para tratar la anemia durante aproximadamente 6 meses, después de que los niveles de hemoglobina en la sangre hayan sido corregidos.

- Inyecciones: se administran de 1 a 3 veces por semana para el tratamiento de la anemia.

Es importante tener en cuenta que, al tomar suplementos de hierro, se deben seguir las instrucciones médicas y no exceder la dosis recomendada.

Aspectos importantes a considerar

Para aprovechar al máximo la absorción de hierro, se sugiere tomar los suplementos preferiblemente 1 hora antes o 2 horas después de las comidas. Esto se debe a que algunos alimentos contienen componentes, como fosfatos, fitatos y taninos, que pueden dificultar la absorción de hierro.

Por otro lado, es importante no tomar suplementos de hierro al mismo tiempo que antibióticos, antiácidos, productos lácteos y bebidas con cafeína, como café, té negro o mate. Esto puede disminuir la eficacia de los suplementos y afectar la absorción del hierro en el organismo. Por lo tanto, es recomendable esperar al menos una hora después de tomar estos medicamentos o alimentos antes de tomar el suplemento de hierro.

Recuerda informar siempre a tu médico sobre todos los medicamentos, suplementos y alimentos que consumes, para evitar posibles interacciones o efectos secundarios no deseados.

En qué casos se requiere un complemento de hierro

Existen diversas causas por las cuales muchas personas requieren una cantidad adicional de hierro en su dieta, que puede ser suministrado mediante el consumo de suplementos nutricionales. Algunas de estas razones son:

  • Anemia: es una de las principales causas de deficiencia de hierro en el organismo, y puede ser causada por diferentes factores como una dieta pobre en hierro, pérdida excesiva de sangre o enfermedades crónicas.
  • Etapas fisiológicas: durante el embarazo y la lactancia, el cuerpo necesita más hierro para cubrir las demandas del crecimiento del feto y la producción de leche materna.
  • Periodos de crecimiento: en la infancia y la adolescencia, el cuerpo también necesita mayores cantidades de hierro para el desarrollo y crecimiento adecuado.
  • Vegetarianismo: las personas que siguen una dieta vegetariana pueden tener una ingesta reducida de hierro, ya que su principal fuente es la carne.

Por ello, es importante tener en cuenta estas razones y, en caso de ser necesario, considerar el consumo de suplementos alimenticios para mantener una buena salud.

Por cuánto tiempo son necesarios los suplementos de hierro

El hierro en el cuerpo:

La mayoría de las personas no tienen problemas con sus niveles de hierro, pero en algunos casos puede ser necesario tomar suplementos. En estos casos, se recomienda consultarlo con un médico antes de iniciar cualquier tratamiento.

Recuperando los niveles de hierro:

Si tus niveles de hierro están bajos, no te preocupes, ya que una vez que comiences a tomar suplementos de hierro, en poco tiempo volverán a la normalidad. Normalmente, en uno o dos meses.

Mejorando las reservas:

Si quieres aumentar tus reservas de hierro en la médula ósea, puedes continuar tomando suplementos durante algunos meses más. Sin embargo, siempre es recomendable hablar con tu médico antes de seguir cualquier tratamiento.

Diversas opciones de suplementos de hierro

Existen diferentes formas de administrar hierro como suplemento. El hierro elemental, siendo inestable, tiende a oxidarse fácilmente. Por ello, suele presentarse en forma de complejos como el sulfato ferroso o el gluconato ferroso, lo que garantiza su estabilidad. Además, estos complejos pueden estar combinados con otras vitaminas como el ácido fólico y la vitamina B12.

Otra opción es la sacarosa de hierro, la cual se administra por vía inyectada. Este suplemento está indicado especialmente para personas que no pueden tolerar el hierro por vía oral. Esto puede suceder en casos de anemia severa, pacientes en hemodiálisis o en quimioterapia, entre otros.

Ya sea en forma de complejos combinados o en inyecciones de sacarosa de hierro, es importante garantizar su adecuada ingesta para prevenir y tratar deficiencias de hierro.

Posibles efectos secundarios

El consumo de suplementos de hierro puede provocar varios síntomas, como una sensación metálica en la boca, acidez estomacal, náuseas, pérdida de apetito, vómitos y problemas intestinales. Sin embargo, hay medidas que se pueden tomar para combatir el estreñimiento.

Las náuseas y el malestar gástrico pueden intensificarse según la dosis del medicamento y suelen presentarse de 30 a 60 minutos después de su ingesta. Afortunadamente, suelen desaparecer después de los primeros 3 días de tratamiento.

Para aliviar el estreñimiento causado por el suplemento de hierro, se aconseja aumentar la ingesta de fibra, presente en abundancia en frutas, verduras, cereales integrales y legumbres. Además, beber más agua cada día también ayuda a prevenir este problema.

Contraindicaciones

Riesgos de los suplementos de hierro en casos de absorción o acumulación anormal

La ingesta de suplementos de hierro puede ser dañina en ciertas condiciones que impiden su adecuada absorción o aumentan su acumulación en el cuerpo. Entre estas situaciones se encuentran la talasemia, la anemia falciforme, la anemia hemolítica y la hemocromatosis, una enfermedad que provoca elevados niveles de hierro en el organismo.

Conozca más sobre la hemocromatosis, una condición que puede ser agravada por el consumo de suplementos de hierro.

Alternativas naturales para combatir la anemia

Para aumentar los niveles de hemoglobina en la sangre se pueden utilizar jugos de frutas cítricas, verduras de hojas verdes oscuro y algas. Estos alimentos son ricos en hierro y ayudan a curar la anemia de forma natural.

Otra opción para combatir la anemia son los remedios caseros, como el jugo de piña o el té de moringa. Estas bebidas son conocidas por su alto contenido de hierro, lo que puede favorecer la producción de hemoglobina en el organismo.

Consulte siempre a un profesional de la salud antes de iniciar cualquier tratamiento o cambio en su dieta.

ORIENTACIONES PARA ABSORBER EL HIERRO EFICAZMENTE

1.- "Es importante tomar el suplemento de hierro en un momento adecuado, preferiblemente fuera de las comidas y en ayunas para aumentar su absorción. Si se olvida una dosis, no es necesario tomar el doble al día siguiente", aconseja.

2.- Según afirma, "no hay duda" de que las proteínas animales y la vitamina C ayudan a absorber el hierro, tanto en su forma "hemo" como "no hemo".

3.- Además, es importante evitar tomar suplementos de hierro junto con productos lácteos, ya que contienen calcio y caseína, que inhiben su absorción. El efecto del calcio sobre el hierro se reduce después de 2 horas de su ingesta, por lo que se recomienda tomar los suplementos separados de la leche, derivados o café, así como no tomarlos juntos con...

Artículos relacionados