donde estan las plantas de iberdrola

Descubre la ubicación de las plantas de Iberdrola en España y sus características

Durante los nueve meses transcurridos en 2023, hemos conseguido instalar un total de 41.303 MW en fuentes de energía renovable. Esta cifra representa un incremento del 5,5 % en comparación con el mismo periodo del año pasado. Gracias al liderazgo de la energía eólica terrestre, nuestra producción renovable ha alcanzado los 58.742 GWh hasta ahora este año, lo que supone un aumento del 6,1 % en comparación con el mismo periodo del año anterior. Este crecimiento nos ha permitido alcanzar un ratio del 81 % de producción libre de emisiones.

LAS CLAVES DE UN AVANCE INDUSTRIAL SEIS INTERROGANTES

Ubicación: La fábrica se encuentra en Puertollano (Ciudad Real), una localidad de casi 50.000 habitantes con un importante polo industrial que alberga el Centro Nacional del Hidrógeno, uno de los organismos asesores del proyecto.

Objetivo: El objetivo de la planta es la producción de H2 verde, una forma de hidrógeno cero emisiones, que posteriormente será suministrado a una fábrica de Fertiberia para ser utilizado como materia prima en la producción de fertilizantes. Esta iniciativa es fundamental ya que, generalmente, se recurre al gas natural para este fin, por lo que la planta ayudará a reducir su consumo en la zona.

Construcción: La construcción de la planta ha sido todo un logro, ya que en tan solo 15 meses se ha completado, un plazo récord considerando el tamaño y la complejidad de la instalación. Actualmente, la planta está en pleno funcionamiento y fue inaugurada el pasado 13 de mayo con la presencia de Su Majestad el Rey Felipe VI, junto a otras autoridades relevantes.

CENTRO ENERGÉTICO Y SISTEMA DE ABASTECIMIENTO ELÉCTRICO

La subestación es el punto de recepción de la energía eléctrica de la planta fotovoltaica o el sistema de baterías y se encarga de distribuirla hacia la planta de H2 verde. Si hay excedente de energía, este se dirige hacia la red para poder comercializarla.

Un renacimiento energético que mantiene a la población en áreas rurales

Iberdrola España está impulsando el desarrollo rural a través de las energías renovables, permitiendo que los pueblos emergentes sean garantía de un futuro sostenible. Un claro ejemplo son los pueblos de Castilla y León, donde la compañía está llevando a cabo proyectos que contribuirán a una recuperación sostenible y a la creación de empleo local.

Recientemente, Iberdrola España ha reconocido las mejores iniciativas para la convivencia entre energías renovables, naturaleza y personas en la primera edición de los Premios Iberdrola CONVIVE. El Ayuntamiento de Revilla Vallejera, en Burgos, ha sido uno de los galardonados por su compromiso con la sostenibilidad.

Además, Iberdrola España ha dado inicio a la construcción de los parques eólicos Valdemoro y Buniel. En la provincia de Burgos, la compañía ha desarrollado o está construyendo más de 550 megavatios en siete parques eólicos, apostando por una energía limpia y renovable.

TANQUES DE H

El almacenamiento adecuado de H2 verde es esencial debido a su carácter liviano y esto se ha tenido en cuenta en el diseño de los 11 tanques de la planta. Estos tanques son especialmente diseñados y tienen una capacidad de almacenamiento de 6000 kilogramos y una presión de 60 bares en un espacio de 133 metros cúbicos. Además, sus paredes de acero tienen un grosor robusto de 4.5 centímetros para garantizar la estabilidad del suministro necesario en la producción de fertilizantes. Cada tanque mide 24 metros de altura y 2.8 metros de diámetro, con un peso de 77 toneladas en vacío.

La planta cuenta con 11 tanques para almacenar H2 verde y cada uno de ellos tiene características únicas que los hacen especiales. De hecho, su capacidad de almacenamiento de 6000 kilogramos y una presión de 60 bares es esencial para garantizar la estabilidad del suministro requerido en la producción de fertilizantes. Estos tanques, de 24 metros de altura y 2.8 metros de diámetro, pesan 77 toneladas en vacío y tienen paredes de acero de 4.5 centímetros de grosor para contener el gas liviano. Su diseño ha sido cuidadosamente considerado teniendo en cuenta las características físicas del H2 verde.

Una tecnología puntera

La inclusión de paneles solares aumenta la cantidad de energía limpia, económica y competitiva en el sistema eléctrico de estas instalaciones y garantiza el suministro de la máxima cantidad de energía verde permitida inicialmente para cada proyecto, durante el mayor tiempo posible.

Al combinar dos tecnologías, se reduce significativamente la dependencia de las condiciones ambientales cambiantes y las limitaciones por la posible falta de recursos como el viento o la exposición al sol, lo que facilita una producción renovable más estable y eficiente.

Las plantas de energía híbridas comparten el mismo punto de conexión a la red y sus infraestructuras, como la subestación y la línea de transporte de la electricidad producida. Además, se ubican en terrenos que ya estaban designados para la generación de energía renovable y permiten contar con caminos e instalaciones comunes para la operación de ambas tecnologías. Todo esto resulta en un impacto ambiental mucho menor al que tendrían dos plantas independientes.

SISTEMA DE BATERÍAS

El almacenamiento de energía es un aspecto esencial para resolver la intermitencia en la producción de energía solar. Este proceso permite almacenar el excedente de energía durante el día y utilizarlo cuando haya ausencia de luz solar, asegurando así un suministro continuo de energía y evitando interrupciones en la producción de hidrógeno verde.

Las baterías utilizadas para este fin son fabricadas por Ingeteam y están compuestas por ión-litio, lo que garantiza una alta eficiencia en el almacenamiento de energía. Con una capacidad de 20 MWh, estas baterías se encuentran ubicadas en contenedores metálicos refrigerados por agua, lo que asegura un adecuado control de su temperatura y preserva su buen funcionamiento. Además, cuentan con convertidores de corriente para su conexión con la red de suministro, convirtiéndolas en una solución de almacenamiento versátil y fácilmente integrable.

LÍNEA ELÉCTRICA SUBTERRÁNEA

La conexión crítica entre la planta solar fotovoltaica y la planta de producción de hidrógeno se establece a través de una línea exclusiva, que pasa por la subestación y asegura un suministro constante de energía.

Esta cercanía estratégica presenta varias ventajas: por un lado, permite reducir las pérdidas de energía significativamente. Además, también contribuye a minimizar el impacto ambiental, ya que se utiliza el equipamiento mínimo necesario en comparación con una instalación de suministro más alejada.

Generación de Hidrógeno Ecológico Una Mirada a la Planta de Fabricación

En el corazón de esta instalación industrial se encuentra el electrolizador, un dispositivo que utiliza electricidad renovable para descomponer moléculas de agua y separar hidrógeno y oxígeno. Esta es una de las mayores plantas electrolizadoras del mundo, específicamente de tipo PEM (membrana de intercambio de protones), altamente eficiente en adaptarse a las variaciones de carga típicas de una planta fotovoltaica, que depende de las condiciones climáticas.

Además, este sistema electrolizador es compacto y produce hidrógeno verde de alta pureza. Está formado por 16 stacks de 1,25 MW cada uno, con un total de 20 MW. Sin duda, una poderosa fuente de energía sostenible.

El Resultado Final de H Ecológico

El hidrógeno verde es un producto final altamente valorado por Fertiberia, una importante empresa dedicada a la producción de fertilizantes en el país. Este tipo de hidrógeno es transportado a través de una red de tuberías hasta las cercanías de la fábrica de Fertiberia, donde es utilizado para la fabricación de amoniaco verde. Esta sustancia es esencial en la producción de fertilizantes libres de emisiones, lo que contribuye a la protección del medio ambiente.

Gracias a esta nueva tecnología, la planta de Fertiberia ha logrado reducir hasta un 10% el consumo de gas natural en su proceso de producción de fertilizantes. Esto la convierte en la primera empresa del sector en adoptar el uso de amoniaco verde en sus operaciones. De esta manera, no solo beneficia al medio ambiente, sino que también se posiciona como una empresa líder en la implementación de prácticas sostenibles en su industria.

El uso de hidrógeno verde y amoniaco verde representa un gran avance en la producción de fertilizantes, ya que permite reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuir a la lucha contra el cambio climático. Además, al ser transportado mediante tuberías, se optimiza el transporte y se reduce la huella de carbono en comparación con otros productos de origen fósil.

Esta iniciativa de Fertiberia demuestra su compromiso con la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Al emplear tecnologías más limpias y responsables, no solo beneficia a la sociedad y al planeta, sino que también se posiciona en el mercado como una empresa responsable y consciente. El uso de hidrógeno verde y amoniaco verde es una clara apuesta por un futuro más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Artículos relacionados