pancreatitis en gatos sintomas y tratamiento

Pancreatitis en gatos Causas síntomas y tratamiento para mantener a tu felino saludable

La condición pancreática felina es una afección que afecta al páncreas y a menudo pasa desapercibida si no se aborda adecuadamente desde el inicio de los síntomas, pudiendo ser confundida con otras enfermedades del sistema digestivo del animal. Es importante tener en cuenta que los gatos son maestros en ocultar enfermedades, por lo que es esencial realizar revisiones médicas periódicas para detectar problemas a tiempo.

Entendiendo la inflamación del páncreas en felinos

La pancreatitis en gatos es una dolencia que afecta al páncreas causando su inflamación y dificultando la digestión. A pesar de los síntomas parecidos a otros trastornos digestivos, es crucial consultar al veterinario enseguida para evitar confusiones entre distintas enfermedades.

Indicios de la Pancreatitis Cómo identificar los síntomas

- vómitos

- diarrea

- dolor abdominal

- fiebre

- deshidratación.

Mientras que los perros muestran signos clínicos más evidentes, como apatía, falta de apetito, vómitos, dolor abdominal, diarrea, fiebre y deshidratación, estos síntomas no son tan obvios ni pueden ser detectados con facilidad en los gatos. Por esta razón, es importante estar atento a los cambios de comportamiento en tu gato y llevarlo al veterinario si sospechas de una posible pancreatitis.

La pancreatitis puede presentarse de manera diferente en gatos y perros. En el caso de los gatos, sus síntomas son más leves y menos específicos, como el letargo y la falta de apetito. Sin embargo, también pueden experimentar signos más evidentes como vómitos, diarrea, dolor abdominal, fiebre y deshidratación. En cambio, en los perros los síntomas son más notorios y pueden incluir apatía, pérdida de apetito, vómitos, dolor abdominal, diarrea, fiebre y deshidratación. Es importante mencionar que la pancreatitis en gatos puede pasar desapercibida debido a la naturaleza discreta de sus síntomas, por lo que se recomienda prestar atención a cualquier cambio en el comportamiento de tu felino y consultar con un veterinario si se sospecha de esta condición.

Manifestaciones de la pancreatitis en felinos

A pesar de la inflamación y la irritación que sufre el sistema digestivo del gato, la pancreatitis felina suele tener una evolución crónica en la mayoría de los casos. Afortunadamente, esta condición no suele ser una amenaza para la vida del animal. Sin embargo, es importante estar atentos a cualquier comportamiento anormal que pueda manifestar.

Diagnóstico

En la hematólogia felina, es común encontrar anemia o hemoconcentración en muchos casos, así como leucocitosis o leucopenia. En el análisis bioquímico, suele presentarse hipoalbuminemia, lo cual puede ser un indicador negativo para el pronóstico. Además, también puede darse hipocalcemia debido a la saponificación de la grasa mesentérica, lo que requiere un tratamiento adecuado.

En las radiografías de los gatos afectados, a veces se puede evidenciar una efusión en ambas cavidades (pleural y peritoneal). De hecho, la hipoalbuminemia mencionada anteriormente suele ser un hallazgo común en la pancreatitis felina y puede contribuir al desarrollo de la efusión. Se recurre a la ecografía como una herramienta útil para el diagnóstico de la pancreatitis, sin embargo, su sensibilidad puede variar del 10 al 70% dependiendo de la experiencia del ecografista y la gravedad de los síntomas. Por lo tanto, su eficacia no es siempre garantizada.

Las pruebas de laboratorio más sensibles y específicas para el diagnóstico de la pancreatitis felina son la determinación de la lipasa pancreática felina (fPLI) y la DGGR lipasa, que se consideran como estándar de referencia al ser comparadas con la identificación histológica. Sin embargo, debido a la desconocida relación entre los hallazgos histológicos y la presencia de síntomas, es importante interpretar los resultados con precaución y tomar en cuenta otros hallazgos clínicos.

Abordando los signos y cuidados para la afección del páncreas

¡Atención! No te confundas, los síntomas de la pancreatitis se asemejan a los de una gastroenteritis, pero son enfermedades muy diferentes y la primera es mucho más peligrosa. Nuestras mascotas pueden manifestar dolor abdominal, vómitos, diarreas líquidas e incluso hemorrágicas, o también anorexia o pérdida de apetito.

En este caso, lo mejor es no perder tiempo y acudir de inmediato a nuestra clínica veterinaria de confianza. La pancreatitis requiere un ingreso hospitalario para controlar las constantes vitales y proporcionar suero intravenoso y medicación adecuada, tal como indica la experta González.

Pero además, es importante tener en cuenta otros aspectos para ayudar a nuestros peludos a superar esta enfermedad. La veterinaria recomienda una alimentación que contenga proteína de alta calidad, fácil de digerir y baja en grasas. Si ofrecemos una dieta rica en grasas, las enzimas encargadas de su digestión se activarán y aumentarán su actividad, lo cual agrava la pancreatitis. Por tanto, debemos prestar atención también a la alimentación de nuestras mascotas.

Alternativas terapéuticas para la pancreatitis en felinos

Tratamiento en Gatos con Síntomas Leves y Graves de Pancreatitis

Si tu gato presenta síntomas leves de pancreatitis, un tratamiento de apoyo y una dieta específica pueden ser suficientes para su recuperación, siempre y cuando coma y beba lo necesario por sí solo.

En cambio, si los síntomas son más graves, como insuficiencia renal, desorientación o hipotermia, es posible que sea necesario hospitalizar al animal para llevar a cabo una terapia prolongada que garantice su seguridad y salud. También es común que se presenten síntomas como deshidratación, dolor, apatía, fiebre, anorexia o bajada de niveles de glucosa en casos graves de pancreatitis en gatos.

Es importante tener en cuenta que la pancreatitis en gatos puede convertirse en una enfermedad crónica, lo que requiere un tratamiento continuo y cuidados específicos para mantener a tu mascota sana.

No obstante, es fundamental que un veterinario sea quien determine el remedio o tratamiento más adecuado para tu gato, basándose en las características del animal y la gravedad de la enfermedad.

Tratamiento qué opciones hay

El primer paso para tratar una enfermedad en un gato será identificar su causa o factores de riesgo. Por ejemplo, si el gato está tomando medicamentos que puedan haber causado la enfermedad, deberán suspenderse.

También es común que los gatos con pancreatitis crónica sufran inflamaciones en otros órganos abdominales. En estos casos, es esencial tratar otras enfermedades como problemas intestinales (como una IBD) o en los conductos biliares (como la colangitis).

En gatos con síntomas graves de pancreatitis, lo más importante será proporcionar tratamientos para reducir los efectos de la enfermedad. Este tipo de tratamiento incluye:

  • Medicamentos para aliviar los síntomas
  • Dar una dieta especial para reducir la inflamación del páncreas
  • Proporcionar líquidos por vía intravenosa para mantener la hidratación del gato

Medidas para evitar la inflamación del páncreas en felinos

Prevenir la pancreatitis en gatos puede ser complicado ya que su causa suele ser desconocida en la mayoría de los casos. Sin embargo, es posible reducir el riesgo de aparición de esta enfermedad evitando ciertos factores.

En la mayoría de las ocasiones, resulta difícil determinar qué desencadena la pancreatitis en los felinos, lo que hace complicada su prevención. No obstante, se pueden tomar medidas para evitar situaciones de riesgo como el consumo de alimentos con altos niveles de grasas o tener sobrepeso.

Artículos relacionados