que es la ejecucion de los presupuestos

Ejecución de presupuestos definición y proceso completo

La Comisión, en colaboración con los Estados miembros, tiene a su cargo la implementación del presupuesto, bajo el control político del Parlamento Europeo.

Objetivos

Responsabilidad de la Comisión en la gestión del presupuesto

La Comisión es encargada de implementar los ingresos y los gastos del presupuesto según los Tratados y las normas establecidas en el Reglamento Financiero, y siempre dentro del límite de los créditos aprobados (1.4.3).

Colaboración de los Estados miembros

Los Estados miembros trabajan conjuntamente con la Comisión para asegurar que los créditos presupuestarios se utilicen de acuerdo con los principios de buena gestión financiera: economía, eficiencia y eficacia.

Descripción

El proceso de ejecución del presupuesto implica dos acciones principales: el compromiso y el pago. En la fase de compromiso, se toma la decisión de asignar una suma específica de una partida presupuestaria determinada para financiar una actividad concreta. Una vez establecidos los compromisos legales correspondientes (por ejemplo, contratos) y prestados los servicios, trabajos o suministros acordados, se autoriza el gasto y se realiza el pago de los importes adeudados.

El presupuesto puede ser ejecutado de diferentes maneras, ya sea de forma directa (a través de los servicios de la Comisión) o mediante agencias ejecutivas, en colaboración con los Estados miembros (en un enfoque de "gestión compartida"), o de manera indirecta, delegando la ejecución del presupuesto a terceros como países, organizaciones internacionales y otras entidades.

En la práctica, alrededor del 70% del presupuesto se ejecuta mediante gestión compartida (con los Estados miembros encargados de distribuir y gestionar los fondos), aproximadamente el 20% mediante gestión directa de la Comisión o sus agencias ejecutivas, y el 10% restante mediante gestión indirecta[1].

Base jurídica

Normas financieras de la Unión Europea

El Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE) y el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea de la Energía Atómica (Euratom) contienen disposiciones importantes sobre el presupuesto de la Unión Europea.

El artículo 290 del TFUE establece las normas generales para la elaboración del presupuesto de la UE, mientras que el artículo 291 establece los procedimientos para su aprobación. Además, los artículos 317, 318, 319, 321, 322 y 323 del TFUE establecen las disposiciones específicas para la ejecución del presupuesto.

Por otro lado, el artículo 179 del Tratado Euratom establece disposiciones financieras específicas para el ámbito de la energía nuclear.

En cuanto a la normativa financiera actualmente en vigor, el Reglamento Financiero (Reglamento (UE, Euratom) 2018/1046) contiene las normas que rigen el presupuesto general de la Unión Europea. Este reglamento aborda aspectos como los ingresos y gastos del presupuesto, la gestión financiera y el control de los fondos.

Asimismo, el Acuerdo Interinstitucional de 16 de diciembre de 2020, suscrito entre el Parlamento Europeo, el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea, establece los principios de disciplina presupuestaria, cooperación y buena gestión financiera en el marco del presupuesto de la UE. Este acuerdo es una herramienta crucial para garantizar una gestión financiera responsable y eficiente de los fondos de la Unión Europea.

La correcta aplicación de estas normas es esencial para promover la transparencia, la eficiencia y la responsabilidad en el uso de los fondos de la UE.

¿Qué es la ejecución de los presupuestos?

La ejecución de los presupuestos es una fase esencial en la administración de una empresa o entidad. Se trata del proceso en el que se llevan a cabo las acciones y gastos contemplados en el presupuesto anual previamente planificado.

Durante esta etapa, se realizan todas las transacciones económicas necesarias para alcanzar los objetivos y metas establecidos en el presupuesto. Es decir, es el momento en el que se pone en práctica y se da vida al plan financiero de la organización. En otras palabras, se trata de llevar a cabo lo planeado en el papel y asignar los recursos de manera efectiva y eficiente.

Para ello, se requiere de una adecuada gestión financiera, ya que un presupuesto puede ser excelente, pero sin una correcta ejecución, será inútil y no se alcanzarán los resultados esperados. La ejecución del presupuesto es la clave para el éxito de la planificación financiera de una empresa.

Es importante tener en cuenta que durante la ejecución de los presupuestos pueden surgir imprevistos o cambios en el entorno que afecten las proyecciones iniciales. Por esta razón, es necesario que exista flexibilidad en el presupuesto y se realicen ajustes en caso de ser necesario.

La ejecución de los presupuestos permite a las empresas controlar sus gastos y tomar decisiones en base a los resultados obtenidos. Asimismo, permite una mejor asignación de recursos y una planificación más eficiente en futuros presupuestos.

Entendiendo el concepto de ejecución presupuestaria

La ejecución presupuestaria es un concepto fundamental en la gestión financiera y administrativa de cualquier organización, ya sea pública o privada. Se refiere al proceso de llevar a cabo los gastos planeados en un presupuesto determinado, con el objetivo de alcanzar las metas y objetivos establecidos.

Para entender mejor este concepto, es importante conocer los componentes que integran la ejecución presupuestaria. En primer lugar, tenemos el presupuesto, que es un documento que establece de manera detallada los ingresos esperados y los gastos planificados para un periodo determinado. En segundo lugar, tenemos el seguimiento y control, que consiste en monitorear el cumplimiento de los gastos y ajustarlos según sea necesario para cumplir con los objetivos establecidos.

La ejecución presupuestaria es crucial para el éxito de cualquier organización, ya que permite una correcta gestión de los recursos financieros y la toma de decisiones basada en datos reales. Además, ayuda a prevenir desviaciones en el presupuesto y a mantener un equilibrio entre los gastos y los ingresos.

En el contexto de las organizaciones públicas, la ejecución presupuestaria es fundamental para garantizar una gestión transparente y responsable del dinero público. Al cumplir con el presupuesto establecido, se demuestra una correcta gestión de los recursos y se fortalece la confianza de la ciudadanía en las instituciones públicas.

Conocer y aplicar de manera adecuada este proceso permitirá una mejor toma de decisiones y un funcionamiento eficiente de la organización.

Conociendo las fases de ejecución del presupuesto

El presupuesto es una herramienta fundamental en la gestión financiera de cualquier organización. Es la planificación detallada de los ingresos y gastos que se esperan para un período determinado, generalmente un año. Sin embargo, el mero hecho de tener un presupuesto no garantiza un buen manejo de los recursos, es necesario conocer y llevar a cabo las fases de ejecución del presupuesto.

Fase de planificación

La primera fase del presupuesto es planificar los gastos e ingresos que se esperan para el período establecido. Esto implica analizar detalladamente los objetivos y metas de la organización, identificar las necesidades financieras para alcanzarlos y establecer un plan de acción con los recursos disponibles.

Fase de aprobación

Una vez planificado el presupuesto, es necesario obtener la aprobación de los responsables y/o autoridades de la organización. Esto asegurará que se cuente con el respaldo y los recursos necesarios para llevar a cabo el plan establecido. Es importante tener en cuenta que cualquier modificación en el presupuesto deberá ser aprobada por las mismas personas.

Fase de seguimiento

La seguimiento consiste en monitorear y evaluar constantemente la ejecución del presupuesto. Esto permitirá detectar posibles desviaciones o imprevistos y tomar medidas para ajustar el plan en consecuencia. También es esencial llevar un registro detallado de los gastos e ingresos para compararlos con el presupuesto establecido.

Fase de control

Por último, en la control del presupuesto se deben revisar los resultados obtenidos y compararlos con los objetivos y metas establecidos en la fase de planificación. Esta fase permitirá identificar áreas de mejora y tomar decisiones para futuros presupuestos.

Conocer y aplicar correctamente estas fases de ejecución del presupuesto es esencial para lograr una gestión financiera exitosa y alineada con los objetivos de la organización. Además, llevar a cabo un seguimiento y control adecuado permitirá una toma de decisiones más informada y eficiente.

Ejecución presupuestaria en las entidades locales

La ejecución presupuestaria es un tema fundamental en la gestión económica de las entidades locales. Se refiere al proceso de llevar a cabo los gastos previstos en el presupuesto de una entidad, es decir, el plan de ingresos y gastos para un determinado período de tiempo.

La correcta ejecución presupuestaria es crucial para garantizar una gestión eficiente y transparente de los recursos públicos. Sin embargo, en muchos municipios y comunidades autónomas, se ha detectado un déficit en la ejecución presupuestaria, lo que puede tener consecuencias negativas en la economía local y en la calidad de los servicios públicos ofrecidos a los ciudadanos.

La principal causa de este déficit suele ser una mala planificación y gestión de los recursos, lo que lleva a un desfase entre los ingresos y los gastos previstos en el presupuesto. Esto puede deberse a una estimación errónea de los ingresos, una falta de control en los gastos o una desviación en la ejecución de los proyectos y programas presupuestados.

Es responsabilidad de las entidades locales garantizar una adecuada ejecución presupuestaria y tomar medidas para corregir posibles desviaciones en el gasto. Para ello, es fundamental llevar un riguroso control de los ingresos y gastos, así como realizar una evaluación constante de la situación financiera de la entidad y ajustar el presupuesto en caso necesario.

Otra forma de mejorar la ejecución presupuestaria es promover la participación ciudadana, involucrando a la población en el proceso de elaboración y seguimiento del presupuesto. Esto no solo ayuda a aumentar la transparencia y la rendición de cuentas, sino que también permite identificar las verdaderas necesidades de la comunidad y destinar los recursos adecuados para satisfacerlas.

Es responsabilidad de todos, tanto de los gestores públicos como de los ciudadanos, trabajar juntos para garantizar una adecuada planificación y control de los ingresos y gastos, con el fin de promover el desarrollo y el bienestar de nuestras comunidades.

Detalles sobre las fases de ejecución del presupuesto en entidades locales

El presupuesto es una herramienta fundamental en la gestión financiera de las entidades locales, ya que permite planificar y controlar los recursos económicos disponibles. Sin embargo, su importancia radica en su correcta ejecución, es decir, la puesta en marcha de los gastos y ingresos contemplados en él.

Existen cuatro fases principales en la ejecución del presupuesto:

  1. Precompromiso: en esta fase se realizan los trámites previos al compromiso del gasto, como la aprobación de la disponibilidad presupuestaria y la autorización del gasto por parte de los órganos competentes.
  2. Compromiso: se formaliza el acuerdo entre la entidad y el proveedor o contratista para la realización de un gasto determinado. En este momento, se crea una obligación real para la entidad y se reserva el crédito presupuestario correspondiente.
  3. Gasto: se produce la materialización del gasto, es decir, el pago al proveedor o contratista.
  4. Reconocimiento de la obligación: es la fase final, en la que se registra contablemente el gasto y se actualiza el estado de la ejecución presupuestaria.
  5. Es importante destacar que durante la ejecución del presupuesto, se deben seguir una serie de principios para garantizar una gestión eficiente de los recursos:

    • Principio de anualidad: el presupuesto se ejecuta en un periodo determinado, generalmente un año fiscal, por lo que los gastos e ingresos deben estar previstos y llevarse a cabo en este período.
    • Principio de unidad de caja: todos los ingresos y gastos deben registrarse en la misma cuenta, para evitar desequilibrios financieros.
    • Principio de competencia: los gastos deben ser realizados por la entidad que tenga capacidad para llevarlos a cabo, de acuerdo a su competencia y atribuciones.
    • Principio de no afectación: los ingresos y gastos no pueden destinarse a un fin diferente al previsto en el presupuesto.
    • De esta manera, se asegura una adecuada planificación y control en el manejo de los fondos públicos.

      Artículos relacionados