que ha pasado con el monstruo de toluca

El caso del monstruo de Toluca historias condenas y misterios revelados

En total, se han dictado siete sentencias condenatorias en contra de Óscar García Guzmán, conocido como El Monstruo de Toluca, sumando así un total de 335 años de prisión. Recientemente, ha sido sentenciado por el caso de la joven Mónica Chávez Cuate.

Trágico Asesinato de Mónica Chávez Cuate en nombre del machismo

Encuentran cuerpo de Mónica Chávez Cuate después de estar desaparecida

Mónica Chávez Cuate, nacida el 5 de junio de 1989, fue víctima de un terrible crimen en 2012. Después de terminar su relación con Óscar, fue secuestrada y su padre, Thomas, asfixiado y mutilado.

Su madre, Martha, y su hermana, Vero, denunciaron su desaparición y señalaron a Óscar como el posible culpable. Sin embargo, las autoridades no tomaron en serio sus acusaciones y las acusaron a ellas de tener algún tipo de responsabilidad en el crimen.

A pesar de la insistencia de la familia de que Mónica había dejado a Óscar, las autoridades afirmaron que ella misma había cometido el crimen y que Óscar la había ayudado. Finalmente, después de una larga búsqueda, el cuerpo de Mónica fue encontrado en una fosa común en el municipio de Huixquilucan, en el Estado de México, el 1 de octubre de 2012.

El triste final de Mónica Chávez Cuate es un recordatorio de la violencia que muchas mujeres enfrentan en México y de la importancia de tomar en serio cualquier denuncia de violencia de género. Descanse en paz.

El asesinato de Adriana González Hernández por su condición de mujer

Para el 2 de diciembre de 1990, Adriana González Hernández llegaba al mundo para comenzar su camino en la vida. A sus 27 años, en el 2017, se encontraba cursando sus estudios de psicología en la Universidad de Insurgentes de Toluca.

Fue en marzo de ese año cuando Adriana introdujo a su pareja, Óscar, a su familia en una reunión. Sin embargo, el 24 de ese mismo mes, la joven no regresó a su hogar y comenzó a ser buscada al ser reportada como desaparecida.

El Asesinato Misógino de Jessica Guadalupe Jaramillo Orihuela

Jessica Guadalupe Jaramillo Orihuel nació el 15 de mayo de 1999. A sus 23 años, fue compañera de escuela de Óscar en la Universidad Insurgentes de Toluca. Según su familia, fue en ese lugar donde conoció a García, quien empezó a acosarla y obsesionarse con ella. Por esta razón, Jessica tomó la decisión de cambiarse de escuela.

El 24 de octubre de 2019, Jessica fue reportada como desaparecida después de salir para ir a la escuela y nunca regresar. Ante la sospecha de que Óscar era el responsable, su familia comenzó a vigilar su casa en la colonia Villas Santín y solicitó a un juez una orden de cateo, que finalmente fue otorgada el 1 de noviembre.

Finalmente, cuando las autoridades ingresaron a la casa, encontraron los cuerpos de Jessica, Martha y Ariadna. Sin embargo, Óscar ya se había dado a la fuga.

El asesino de Toluca revela sus crímenes a través de Facebook

Óscar, también conocido como "el monstruo de Toluca", estuvo en fuga por casi un mes. Utilizaba su perfil en Facebook para alardear sobre sus crímenes y al mismo tiempo criticaba a las autoridades por su incompetencia e indiferencia en la resolución de los casos. En sus publicaciones se autoproclamaba "asesino en serie" y compartía las fichas de búsqueda de las mujeres que había asesinado.

Durante su tiempo como fugitivo, Óscar también demandaba a la policía que le devolvieran a sus mascotas a su madre, ya que éstas habían sido confiscadas cuando allanaron su casa. Incluso amenazó a las autoridades con matar a más mujeres si no le devolvían a sus animales de compañía.

Numerosas condenas contra Óscar García Guzmán por variados crímenes

La desfachatez con la que Óscar García Guzmán revelaba su responsabilidad en crímenes atroces en redes sociales lo puso en la mira de las autoridades y los medios. La Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) comenzó su búsqueda en octubre de 2019, ofreciendo una recompensa de hasta 300 mil pesos por cualquier información sobre su paradero.

La captura de este asesino en serie, erróneamente conocido como "El Monstruo de Toluca", fue posible gracias a la colaboración de la activista Frida Guerrera, quien logró captar la atención del criminal y entablar diversas conversaciones con él.

Durante semanas, entre insultos y alardeos, García Guzmán confesó detalles de los horribles crímenes que había cometido. Mientras tanto, las autoridades realizaban un seguimiento de sus llamadas telefónicas y finalmente lograron dar con su ubicación el 6 de diciembre de 2019, en la Avenida de los Maestros, colonia Casco de Santo Tomás, en la Ciudad de México.

La Resolución de los Sucesos

Las autoridades mexiquenses han confirmado que García Guzmán y Mónica se encontraban en una propiedad en el paraje de El Mirador durante el fatal evento. Según las investigaciones, fue en ese momento cuando el hombre agredió a la joven, causándole un traumatismo craneoencefálico que finalmente resultó en su muerte.

Después de perpetrar este acto, El Monstruo de Toluca envolvió el cuerpo en cobijas y lo trasladó en un "diablito" hasta un barranco en la carretera que va desde Huixquilucan hasta Río Hondo, para luego huir del lugar.

De acuerdo a registros periodísticos, Mónica se convirtió en la segunda víctima de Óscar, siendo la primera su propio padre en 2006, cuando el acusado tenía apenas 16 años de edad.

El Asesinato de Martha Patricia Nava Sotelo por Ser Mujer

Martha Patricia Nava Sotelo vino al mundo el 10 de octubre de 1994. Estaba cursando la carrera de Criminología en la Universidad Insurgentes de Toluca. Lamentablemente, el 9 de febrero de 2019 salió de su hogar en el municipio de Huixquilucan y nunca regresó. Su madre había alquilado una casa en las proximidades de Óscar, quien ahora se sospecha que es el principal responsable de su desaparición.

Algunos meses antes, Patricia había compartido con su familia su preocupación por una camioneta negra que la seguía. Tres días después de su desaparición, logró comunicarse con ellos y les dijo que se dirigía a Hidalgo. También habló con su hermano en una ocasión, quien notó que su voz sonaba extraña y drogada. A través de sus publicaciones en redes sociales, ahora se sabe que Óscar utilizaba Rivotril (un medicamento que contiene principalmente clonazepam) para mantener a sus víctimas inconscientes durante los secuestros.

La familia de Patricia logró obtener la última ubicación de su celular, la cual coincide con la dirección de la casa de la madre de Óscar en la colonia Villa Santín, en el estado de México. Sin embargo, las autoridades les informaron que una orden de cateo tomaría varios días en ser autorizada. Por esta razón, decidieron ir por su cuenta a la casa para preguntar por Paty. Al llegar, fueron recibidos por Óscar, quien los amenazó con una navaja y llamó a la policía. Aunque llegó la policía, fue para levantar un reporte por intento de allanamiento de morada en contra de la...

Discurso de Empoderamiento por la Activista Frida Guerra

El 11 de noviembre de 2019, la reconocida defensora de los derechos humanos, Frida Guerrera, compartió en su perfil de Facebook una publicación contundente sobre Óscar, apodado "el monstruo de Toluca". En su mensaje, calificó al perpetrador como un cobarde que buscaba atención y afirmó que de no ser por sus crímenes, nadie hubiese conocido su nombre.

Casi una semana después, el 20 de noviembre, Óscar comenzó a enviar mensajes privados a Frida a través de la misma red social. En estas conversaciones, el asesino confesó todos sus horrendos crímenes y detalló información impactante sobre sus víctimas. La activista mantuvo una comunicación diaria con el criminal.

Finalmente, el 6 de diciembre de 2019, la policía logró capturar a Óscar en la Avenida de los Maestros, ubicada en la colonia Casco de Santo Tomás en la Ciudad de México. Su detención fue un alivio para la comunidad, quienes temían por la seguridad de sus familias y seres queridos.

Artículos relacionados