rd 513 2017

Novedades del nuevo RIPCI según RD 5132017 Todo lo que necesitas saber

El RD 513/2017, conocido como el Nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, fue emitido en el BOE el 12 de junio de 2017 y comenzó a ser efectivo a los 6 meses de su publicación. Este reemplazó a la legislación previa de 1993. Su objetivo principal es regular los criterios y exigencias concernientes a la colocación, planificación, conservación y revisión de las instalaciones de prevención contra incendios.

Las últimas modificaciones del RIPCI según el RD

Las empresas deben demostrar que cuentan con los recursos mínimos necesarios para cumplir con la nueva normativa RIPCI. Se requiere al menos un operario calificado para los sistemas habilitados y un técnico con título universitario o equivalente.

En caso de que no exista una normativa específica para las instalaciones de protección activa contra incendios, es obligatorio contratar a un organismo de control acreditado (OCA) para realizar inspecciones periódicas cada 10 años. Es importante mencionar que esta exigencia es retroactiva, lo que significa que las instalaciones existentes antes de la aplicación del nuevo reglamento RIPCI deben realizar estas inspecciones si han estado en uso por más de 10 años.

Con el fin de asegurar el cumplimiento de esta normativa, se han establecido diferentes categorías según el uso de los edificios. Estas categorías son:

  • Residencial de vivienda
  • Administrativo con superficie construida inferior a 2.000 m2
  • Docente con superficie construida inferior a 2.000 m2
  • Comercial con superficie construida inferior a 500 m2
  • Pública concurrencia con superficie construida inferior a 500 m2
  • Aparcamiento con superficie construida inferior a 500 m2

Es responsabilidad de las empresas propietarias de estos edificios asegurarse de que cumplen con los requisitos exigidos por la normativa RIPCI.

Introducción al Nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RD 513/2017)

En mayo de 2017, entró en vigor el Nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RD 513/2017), que sustituye al antiguo reglamento aprobado en 1993. Este nuevo reglamento tiene como objetivo mejorar la seguridad contra incendios en todo tipo de edificios y establecimientos, estableciendo medidas de prevención, detección y extinción de incendios.

¿Por qué se ha creado este nuevo reglamento?

El objetivo principal del nuevo reglamento es actualizar y adecuar las normas de protección contra incendios a la realidad actual y a las nuevas tecnologías disponibles. Además, también busca homogeneizar y simplificar los criterios de aplicación, para facilitar su cumplimiento por parte de empresas y ciudadanos.

Principales cambios del nuevo reglamento

Una de las principales novedades del nuevo reglamento es la incorporación de requisitos específicos según el tipo de actividad, adaptando las medidas de seguridad a las características de cada edificio o establecimiento. Además, también se establecen obligaciones para los propietarios de edificios y establecimientos, para asegurar que las instalaciones de protección contra incendios sean adecuadas y se mantengan en buenas condiciones.

Otro punto importante es la introducción de nuevas tecnologías, como los sistemas de detección y extinción de incendios mediante videoanálisis, que permiten una mayor velocidad y eficacia en la detección y actuación ante un incendio.

Implicaciones para las empresas y ciudadanos

El nuevo reglamento supone un aumento de la seguridad en nuestras instalaciones, pero también implica un esfuerzo en cuanto a adaptación y mantenimiento. Todos los edificios y establecimientos deberán realizar una revisión de sus instalaciones de protección contra incendios, y en caso de necesidad, realizar mejoras y actualizarlas según las nuevas normativas.

¿Qué es el RD 513/2017 y cómo afecta a las instalaciones de protección contra incendios?

El Real Decreto 513/2017, aprobado por el Gobierno de España, tiene como objetivo establecer una normativa unificada para las instalaciones de protección contra incendios en todo el país. Esta nueva regulación, que entró en vigor el 12 de marzo de 2018, pretende mejorar la seguridad de las personas y los bienes ante posibles situaciones de incendio.

Una de las principales novedades del RD 513/2017 es que unifica las normativas existentes hasta ahora en cada comunidad autónoma, lo que facilita la aplicación de las medidas de protección contra incendios en todo el territorio nacional. Además, obliga a todas las instalaciones existentes a adaptarse a sus requisitos en un plazo de 5 años, con el fin de garantizar su correcto funcionamiento y mantenimiento.

Otra de las claves del RD 513/2017 es la introducción de nuevos requisitos en materia de mantenimiento y verificación periódica de las instalaciones de protección contra incendios. Se establecen inspecciones semestrales para sistemas automáticos de extinción de incendios, y anuales para sistemas de detección y alarma, entre otros.

Desde el punto de vista de la seguridad, el RD 513/2017 supone una importante mejora en la prevención y protección contra incendios. Al unificar las normativas, se garantiza que todas las instalaciones adquieren un mismo nivel de seguridad, y se fomenta una cultura de prevención y actuación ante situaciones de emergencia.

Para empresas e instituciones, el cumplimiento de este Real Decreto implica la necesidad de realizar una actualización de sus instalaciones de protección contra incendios en un plazo de 5 años, lo que conllevará una inversión en materiales y mano de obra, además de la contratación de servicios de mantenimiento periódicos.

Cambios y actualizaciones del Nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RD 513/2017) respecto a la legislación anterior

Hace unos meses entró en vigor el nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios, el RD 513/2017, que supone una actualización y mejora de la legislación anterior.

¿Pero cuáles son los principales cambios que introduce este nuevo reglamento?

En primer lugar, se establecen nuevas medidas de prevención y protección contra incendios en edificios, locales y establecimientos, con el objetivo de minimizar los riesgos y mejorar la seguridad de las personas.

Una de las novedades más destacables es la obligación de instalar sistemas de detección y alarma de incendios en ciertos tipos de edificios, como los destinados a uso residencial, sanidad, educación y espectáculos públicos. Además, se exige una mayor eficacia en los sistemas de extinción, como por ejemplo la obligación de instalar rociadores automáticos en edificios de gran altura.

Otro aspecto importante es la actualización de las normas técnicas de referencia, que se adaptan a los últimos avances tecnológicos y establecen criterios más rigurosos para la realización de las inspecciones y mantenimientos de las instalaciones de protección contra incendios.

Pero sin duda, uno de los aspectos más relevantes de este nuevo reglamento es la creación de un registro único de empresas instaladoras y mantenedoras de protección contra incendios, que garantizará la cualificación y competencia de los profesionales que llevan a cabo este tipo de trabajos.

Ahora es responsabilidad de todos, tanto de las empresas como de los usuarios, cumplir con estos nuevos requisitos para garantizar la protección de las personas y minimizar los riesgos en caso de incendio.

Fecha de entrada en vigor y plazos de adaptación al RD 513/2017

El Real Decreto 513/2017, aprobado en octubre de 2017, tiene como objetivo establecer los requisitos mínimos de seguridad para la comercialización y el uso de aparatos a presión y sus accesorios en todo el territorio español. Esta normativa, que viene a reemplazar al anterior RD 2060/2008, entrará en vigor el próximo 21 de enero de 2021.

La nueva norma afecta a una amplia gama de equipos y productos, incluyendo calderas, contenedores a presión, tuberías y válvulas, entre otros. Por ello, es importante que las empresas y fabricantes del sector estén al tanto de los plazos de adaptación que establece el RD 513/2017.

Plazos de adaptación

El principal cambio introducido por el RD 513/2017 es la obligatoriedad de la inspección periódica de los equipos a presión, que debe realizarse cada 3 o 5 años, dependiendo de la categoría del equipo. Para garantizar una correcta adaptación a la nueva normativa, se establecen los siguientes plazos:

  • 21 de enero de 2021: Entrada en vigor del RD 513/2017.
  • 21 de julio de 2021: Los nuevos equipos que se pongan en servicio a partir de esta fecha deberán cumplir con los requisitos establecidos en la nueva normativa.
  • 21 de enero de 2022: Las empresas deberán actualizar su documentación técnica y realizar los primeros controles periódicos en los equipos a presión en servicio.
  • 21 de julio de 2025: Todos los equipos en servicio deberán haber pasado su primera inspección periódica según los plazos establecidos en la categoría correspondiente.
  • 21 de enero de 2035: Se deberán haber realizado al menos 2 inspecciones periódicas en los equipos en servicio.
  • Cumplir con los plazos establecidos en el RD 513/2017 es fundamental para garantizar la seguridad en el uso de los equipos a presión y evitar posibles sanciones por parte de las autoridades competentes. Por ello, es imprescindible que las empresas se informen y se pongan en contacto con profesionales especializados para llevar a cabo las inspecciones periódicas requeridas.

    Artículos relacionados