tipos de detectores de humo

Conoce los diferentes tipos de detectores de humo en el mercado

En nuestros días, hay una gran variedad de detectores de humo que se están utilizando cada vez con más frecuencia en compañías y despachos. A pesar de que es común encontrar detectores de incendios en edificios gubernamentales, hospitales y escuelas, entre otros, su presencia en hogares y plantas de producción es fundamental para la prevención y protección contra incendios.

En la sociedad actual, los distintos modelos de detectores de humo están siendo implementados en creciente medida en empresas y oficinas. A pesar de ser común hallar dispositivos anti-incendios en organismos públicos, instituciones sanitarias y establecimientos educativos, los detectores de humo cumplen una función primordial en la preservación y seguridad de viviendas y fábricas ante posibles incendios.

Variantes de Dispositivos para Detectar Humos

Existen diversos tipos de detectores ampliamente utilizados, entre ellos están los Detectores Ópticos de humos, los Detectores Térmicos y los Detectores Óptico Térmicos. Además, también se pueden incluir las Barreras Lineales que utilizan infrarrojos para detectar humo. A continuación, te explicamos sus características y diferencias más importantes.

Los Detectores Ópticos de humos utilizan un pulso infrarrojo y un fotodiodo para detectar cualquier cambio causado por la presencia de humo en una habitación. Son muy eficaces en lugares limpios y con una baja interferencia ambiental, ya que son capaces de detectar humos de maderas, plásticos y combustibles sólidos.

  • Para su correcto funcionamiento, estos detectores deben ser fabricados de acuerdo a las normativas EN54-5 y EN54-7.
  • Generalmente son alimentados con una tensión de 10-30V.
  • Su consumo en reposo es de aproximadamente 33μA y en alarma de 24 mA.
  • Trabajan adecuadamente en un rango de temperatura que va desde los -10°C a los +50°C.
  • Su tamaño aproximado es de 100 x 50mm y su peso es de 150 gramos.

Categorias

En Profuego nos destacamos por ser expertos en la implementación de sistemas de protección contra incendios desde hace más de 35 años, desde 1985. Contamos con la certificación ISO 9001:2015 y somos la empresa líder en España en este ámbito, con el mayor número de Delegaciones que pertenecen exclusivamente a nuestra empresa.

Barrera de humos

Solución ideal para grandes espacios: La barrera lineal de detección de humos por infrarrojos ofrece una rápida instalación y fácil mantenimiento en áreas que van desde 8 hasta 100m de longitud, con un ancho máximo de 14m. Es especialmente recomendada para edificios históricos, bodegas, almacenes, centros comerciales y de ocio, salas de exposiciones, vestíbulos de hoteles, imprentas, fábricas de ropa, museos y centros penitenciarios.

Cumple con las normas de seguridad: Las barreras lineales IR de humo deben cumplir con los sellos de fabricación bajo la normativa EN54-5 punto 12. Requieren una alimentación adicional de 24 Vdc (±10%), tienen un bajo consumo de 12mA en reposo y de 22mA en alarma. Trabajan de manera óptima en un rango de temperatura de -10°C a +50°C y soportan una humedad máxima del 95% sin condensación. Además, cuentan con protección IP20 y unas dimensiones reducidas de tan solo 206 x 95 x 95mm.

Detección temprana de incendios: La instalación de detectores de humos lineales IR es esencial para reducir significativamente los incendios en industrias de España. Al contar con módulos de conexión a central receptora de alarmas y un sistema de envío de señales a dispositivos móviles, permite una actuación rápida por parte de los bomberos en caso de emergencias. Asimismo, su efectividad en la detección de conatos de incendio los convierte en una excelente opción de protección contra este tipo de siniestros.

Introducción: la importancia de los detectores de humo en la prevención de incendios

Los incendios pueden ser devastadores y pueden ocurrir en cualquier momento y lugar. Por ello, es importante tomar medidas de prevención, y una de las herramientas más efectivas para ello son los detectores de humo. Estos pequeños dispositivos son esenciales en la lucha contra incendios, ya que pueden detectar a tiempo cualquier señal de humo en el ambiente y emitir una alarma para alertar a las personas presentes en el lugar.

Los detectores de humo son especialmente importantes en hogares y edificios comerciales, ya que pueden ser la primera línea de defensa en caso de un incendio. Al detectar el humo a tiempo, los detectores pueden dar a las personas el tiempo suficiente para evacuar y llamar a los servicios de emergencia, lo que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

Otra razón por la que los detectores de humo son tan importantes es que muchos incendios comienzan durante la noche, cuando las personas están dormidas y no pueden percibir el humo por sí mismas. En estos casos, el detector de humo es el único medio que puede alertar a las personas en peligro y darles la oportunidad de escapar.

Además de ser una herramienta esencial en la prevención de incendios, los detectores de humo también son una medida de seguridad obligatoria en muchos lugares. De hecho, en la mayoría de los países, los detectores de humo son un requisito en los hogares y edificios comerciales, y su ausencia puede llevar a sanciones legales.

Son una herramienta esencial para la seguridad de las personas y deben ser instalados en todos los hogares y edificios comerciales. Recuerda revisar regularmente tus detectores de humo, cambiar las baterías y reemplazarlos si es necesario para garantizar su efectividad en caso de emergencia.

¿Qué son los detectores de humo y cómo funcionan?

Los detectores de humo son dispositivos eléctricos que están diseñados para detectar la presencia de humo en el aire y, en consecuencia, alertar a las personas en caso de un incendio. Son una parte esencial de la seguridad en el hogar y en otros lugares, ya que pueden salvar vidas al proporcionar una advertencia temprana de un posible incendio.

Los detectores de humo funcionan mediante el uso de dos tecnologías principales: la detección de humo mediante ionización y la detección de humo fotoeléctrica.

Detección de humo mediante ionización

En los detectores de humo de ionización, se utilizan dos electrodos cargados eléctricamente y un pequeño trozo de material radiactivo para crear una cámara de ionización. Cuando no hay humo presente, los iones en la cámara se mueven libremente entre los electrodos, lo que mantiene la corriente eléctrica constante. Sin embargo, cuando el humo entra en la cámara, las partículas suspendidas en el aire interrumpen la corriente y activan la alarma del detector.

Detección de humo fotoeléctrica

Los detectores de humo fotoeléctricos utilizan un haz de luz pulsante para detectar la presencia de humo. Una vez que el humo entra en la cámara del detector, refleja el haz de luz hacia un receptor fotosensible. Esto activa la alarma del detector de humo.

La mayoría de los detectores de humo modernos utilizan una combinación de ambas tecnologías para proporcionar una mayor precisión y una mejor detección de incendios.

¿Dónde instalar los detectores de humo?

Es importante instalar detectores de humo en todas las habitaciones de la casa, especialmente en las habitaciones donde se pueden producir incendios, como la cocina o el garaje. También se recomienda instalar detectores de humo en cada nivel de la casa, incluyendo el sótano.

Instalar y mantener adecuadamente estos dispositivos en su hogar puede proporcionar una protección invaluable para usted y su familia.

Tipos de detectores de humo: térmicos, ópticos y fotoeléctricos

Los detectores de humo son dispositivos fundamentales en la prevención y detección de incendios. Se encargan de monitorear constantemente la calidad del aire y emitir una alarma en caso de detectar humo en el ambiente.

Existen diferentes tipos de detectores de humo en el mercado y es importante conocer sus características para poder elegir el más adecuado según nuestras necesidades.

Detectores térmicos

Los detectores térmicos funcionan gracias a una sonda que se activa en caso de detectar un cambio brusco en la temperatura ambiente, lo que indica la presencia de un incendio en una etapa temprana. Son ideales para lugares donde se genere mucho humo por causa de la actividad humana, como cocinas o baños.

Detectores ópticos

Los detectores ópticos utilizan un haz de luz infrarroja para detectar la presencia de humo en el ambiente. Este tipo de detector es más sensible a partículas de humo grandes y densas, por lo que son excelentes para detectar fuegos de combustión lenta o cuando se producen grandes cantidades de humo en poco tiempo.

Detectores fotoeléctricos

Los detectores fotoeléctricos son similares a los ópticos, pero utilizan una luz LED en vez de un haz de luz infrarroja. Son ideales para lugares donde se generan pequeñas partículas de humo, como en incendios por corriente eléctrica o en materiales plásticos. Además, tienen la ventaja de ser menos propensos a falsas alarmas.

Cada tipo de detector de humo tiene sus ventajas y desventajas, por lo que es importante evaluar las características del espacio donde se instalarán y hacer una elección informada. Lo más importante es recordar que estos dispositivos son esenciales para la seguridad de nuestro hogar o lugar de trabajo y que su correcta instalación y mantenimiento pueden salvar vidas.

Comparativa de precios y características entre distintos modelos de detectores de humo

Instalar un detector de humo es una medida de seguridad básica que todo hogar debería tener. Sin embargo, a la hora de elegir uno, nos encontramos con una gran cantidad de opciones en el mercado. ¿Cómo saber cuál es la mejor opción en cuanto a precio y características? A continuación, te presentamos una comparativa entre distintos modelos de detectores de humo para ayudarte en tu elección.

Detectores de humo básicos

Los detectores de humo básicos son la opción más económica del mercado. Su principal función es detectar la presencia de humo en el ambiente y emitir un fuerte sonido de alarma para avisar a los habitantes de la casa. Son fáciles de instalar y no requieren de mantenimiento periódico.

Entre los modelos más populares, encontramos el Detector de humo X, de la marca Y, por un precio de $20. Con un diseño discreto y una batería de larga duración, es una excelente opción para quienes buscan un detector de humo económico pero confiable.

Detectores de humo avanzados

Los detectores de humo avanzados ofrecen una mayor cantidad de funciones que los detectores básicos. Además de detectar humo, también pueden detectar monóxido de carbono y otros gases peligrosos. También suelen contar con una mayor precisión en sus alarmas y con funciones de autochequeo para garantizar un correcto funcionamiento.

Entre los modelos más destacados, se encuentra el Detector de humo Z, de la marca W, por un precio de $50. Además de detectar humo y gases, cuenta con una pantalla LCD que muestra la concentración de monóxido de carbono en el ambiente, lo que lo hace ideal para hogares con calefacción a gas.

Detectores de humo inteligentes

Los detectores de humo inteligentes son la opción más avanzada en cuanto a tecnología y funciones. Además de detectar humo y gases, suelen contar con conectividad a wifi y aplicaciones móviles que permiten recibir notificaciones y controlar el detector desde cualquier lugar.

Uno de los modelos más completos en el mercado es el Detector de humo A, de la marca B, por un precio de $100. Además de sus funciones básicas, cuenta con un sensor de movimiento que puede detectar la presencia de personas en la casa y enviar una alerta al celular del usuario en caso de emergencia.

Conclusión

Al elegir un detector de humo, es importante considerar no solo el precio, sino también las características que ofrece y las necesidades particulares de cada hogar. Si bien los detectores básicos son una opción económica y funcional, los detectores avanzados y inteligentes pueden brindar una mayor seguridad y tranquilidad. Te recomendamos analizar cuidadosamente todas las opciones y elegir el detector que mejor se adapte a tu hogar y presupuesto.

Artículos relacionados